Diseño gráfico

Diseño gráfico , el arte y la profesión de seleccionar y organizar elementos visuales, como tipografía, imágenes, símbolos y colores, para transmitir un mensaje a una audiencia. A veces, el diseño gráfico se denomina comunicación visual, un término que enfatiza su función de dar forma, por ejemplo, el diseño de un libro, publicidad, logotipo o sitio web, a la información. Una parte importante de la tarea del diseñador es combinar elementos visuales y verbales en un todo ordenado y eficaz. El diseño gráfico es, por tanto, una disciplina colaborativa: los escritores producen palabras y los fotógrafos e ilustradores crean imágenes que el diseñador incorpora en una comunicación visual completa.

La evolución del diseño gráfico como práctica y profesión ha estado estrechamente ligada a la tecnología. innovaciones , las necesidades de la sociedad y la imaginación visual de los profesionales. El diseño gráfico se ha practicado de diversas formas a lo largo de la historia; De hecho, ejemplos sólidos de diseño gráfico se remontan a manuscritos de la antigüedad. China , Egipto , y Grecia . A medida que la impresión y la producción de libros se desarrollaron en el siglo XV, los avances en el diseño gráfico se desarrollaron a lo largo de los siglos posteriores, y los compositores o tipógrafos a menudo diseñaban las páginas según establecían el tipo.



A finales del siglo XIX, el diseño gráfico surgió como una profesión distinta en Occidente, en parte debido al proceso de especialización laboral que se produjo allí, y en parte debido a las nuevas tecnologías y posibilidades comerciales que trajo consigo la Revolución Industrial. Los nuevos métodos de producción llevaron a la separación del diseño de un medio de comunicación (por ejemplo, un cartel) de su producción real. Cada vez más, a lo largo del siglo XIX y principios del XX, las agencias de publicidad, las editoriales de libros y las revistas contrataron directores de arte que organizaron todos los elementos visuales de la comunicación y los integraron en un todo armonioso, creando una expresión adecuada al contenido. En 1922, el tipógrafo William A. Dwiggins acuñó el término diseño gráfico para identificar el campo emergente.



A lo largo del siglo XX, la tecnología disponible para los diseñadores siguió avanzando rápidamente, al igual que las posibilidades artísticas y comerciales del diseño. La profesión se expandió enormemente y los diseñadores gráficos crearon, entre otras cosas, páginas de revistas, cubiertas de libros, carteles, carátulas de discos compactos, sellos postales, empaques, marcas, carteles, anuncios, títulos cinéticos para programas de televisión y películas, y sitios web. . A principios del siglo XXI, el diseño gráfico se había convertido en una profesión global, a medida que la tecnología y la industria avanzadas se extendían por todo el mundo.

En este ensayo se analiza la tipografía como un elemento del diseño general de una comunicación visual; para una historia completa, ver tipografía . De manera similar, en este ensayo se analiza la evolución del proceso de impresión en lo que respecta a los desarrollos en el diseño gráfico; para una historia completa, ver impresión.



Fundamentos historicos

Diseño de manuscritos en la antigüedad y la Edad Media

Aunque su advenimiento como profesión es bastante reciente, el diseño gráfico tiene raíces que se remontan a la antigüedad. Se hicieron manuscritos ilustrados en la antigua China, Egipto, Grecia y Roma. Si bien los primeros diseñadores de manuscritos no creaban conscientemente diseños gráficos, los escribas e ilustradores trabajaron para crear una combinación de texto e imagen que fuera a la vez armoniosa y eficaz para transmitir la idea del manuscrito. El antiguo egipcio Libro de los Muertos , que contenía textos destinados a ayudar a los fallecidos en el más allá, es un excelente ejemplo de diseño gráfico temprano. Las narraciones jeroglíficas escritas por escribas están ilustradas con ilustraciones coloridas en rollos de papiro. Las palabras y las imágenes se unifican en un cohesivo conjunto: ambos elementos se comprimen en una banda horizontal, la estructura vertical repetitiva de la escritura se repite tanto en las columnas como en las figuras, y se utiliza un estilo consistente de pincelada para la escritura y el dibujo. Las áreas planas de color están delimitadas por firmes cepillo contornos que contrastan vibrantemente con la rica textura de la escritura jeroglífica.

Libro egipcio de los muertos

Libro egipcio de los muertos Escena del Libro egipcio de los muertos. Photos.com/Thinkstock

cada fosfolípido se compone de

Durante la Edad Media, los libros manuscritos conservados y propagado escrituras sagradas. Estos primeros libros fueron escritos e ilustrados en hojas de piel de animal tratada llamadas pergamino , o vitela, y cosidos juntos en un formato de códice con páginas que giraban como las páginas de los libros contemporáneos. En Europa, las salas de escritura monásticas tenían un claro Division de trabajo que llevó al diseño de libros. Un erudito versado en griego y latín dirigía la sala de redacción y era responsable del contenido editorial, el diseño y la producción de libros. Los escribas entrenados en estilos de letras pasaban sus días inclinados sobre mesas de escritura, escribiendo página tras página de texto. Indicaron el lugar en los diseños de página donde se agregarían las ilustraciones después de que se escribió el texto, utilizando un boceto ligero o una nota descriptiva anotada en el margen. Los iluminadores, o ilustradores, representaron imágenes y decoraciones en apoyo del texto. Al diseñar estas obras, los monjes fueron conscientes del valor educativo de las imágenes y la capacidad del color y el ornamento para crear connotaciones espirituales.



La producción de manuscritos en Europa durante la Edad Media generó una gran variedad de diseños de páginas, estilos de ilustración y letras, y técnicas de producción. El aislamiento y las malas condiciones de viaje permitieron que surgieran estilos de diseño regionales identificables. Algunos de los más distintivos medieval Los enfoques artísticos y de diseño, incluido el estilo hiberno-sajón de Irlanda e Inglaterra y el estilo gótico internacional que prevaleció en Europa a finales del siglo XIV y principios del XV, se utilizaron en libros manuscritos que lograron importantes innovaciones en el diseño gráfico. La Libro de Kells ( c. 800esto), un iluminado El libro del Evangelio que se cree que se completó a principios del siglo IX en el monasterio irlandés de Kells, es conocido como uno de los manuscritos hiberno-sajones más bellos. Su página que representa la apariencia de De Jesucristo El nombre en Mateo 1:18 se llama la página Chi-Rho. El diseño presenta el monograma XPI, que se utilizó para representar a Cristo en muchos manuscritos, como un patrón de intrincado diseño de colores brillantes y formas en espiral que florecen en toda una página. La página Chi-Rho del Libro de Kells es una paradigma de cómo la forma gráfica puede convertirse en una expresión metafórica de la experiencia espiritual: transmite claramente la naturaleza sagrada del contenido religioso.

Desde el siglo X hasta el XV, los libros manuscritos hechos a mano en tierras islámicas también alcanzaron un nivel magistral de logros artísticos y técnicos, especialmente dentro de la tradición de la pintura persa en miniatura. La pináculo de la escuela Shiraz de diseño e ilustración de manuscritos persas es evidente en una página que ilustra la obra del gran poeta Neẓāmī del siglo XII. Khamseh (La quintilliza). Esta página muestra al rey persa Khosrow II frente al palacio de su amada, Shīrīn. Las figuras humanas, los animales, los edificios y el paisaje se presentan como formas refinadas que se definen mediante contornos concisos. Estos planos bidimensionales están llenos de colores vibrantes y patrones decorativos en un composición . El texto caligráfico está contenido en lugares de forma geométrica cerca de la parte inferior de la página.

Khosrow II frente a Shīrīn

Khosrow II frente al palacio de Shīrīn, ilustración de un manuscrito persa de finales del siglo XV Khamseh por Neẓāmī. The Keir Collection, Ham, Richmond, Inglaterra